18 julio, 2006

the Relic

Pues me había currado toda una parrafada sobre Preston y Child, sus libros y su influencia del libro "The Relic" a la hora de dibujar el boceto que viene a continuación, pero blogger me ha jugado una mala pasada. Así que nada, paso directamente al dibujo y os digo que es un boceto de la bestia del museo y del agente Pendergast, dos de los personajes centrales de la novela.
No he visto la peli, así que el dibujo está basado principalmente en las fantásticas descripciones de los autores y en mi propia imaginación.



Más info en http://www.prestonchild.com

17 mayo, 2006

Intentando...



Mientras veía "house". Hecho con col-erase y rotuladores pincel PITT de Faber Castell. Aún estoy intenando pillarles el tranquillo.

16 mayo, 2006

Y para cenar...


No se puede ser un bohemio como dios manda si no comes (aunque sea de vez en cuando), cosas de estas.

xD

14 mayo, 2006

Vuelvo (por enesima vez)



Vuelvo a retomar el blog, esta vez orientado al dibujo. A ver si tengo la fuerza de voluntad necesaria para ir escaneando y subiendo los dibujos que haga. No lo veo claro... xD

Pues bien, aquí un dibujo que hice hace un par de años de un comodín de baraja. Me acaban de decir que las manos son un poco gordas... no sé. Vuestros comentarios (si los hay) serán bienvenidos.

11 enero, 2006

Ocioso

nintendo

Así, dibujando tontunas paso el tiempo muerto.
Si a alguien le interesa, se lo paso en freehand...

10 enero, 2006

Desastre vs Cecil B. DeMille

Joer... hay que ver qué desastre de blog y de persona...
Sólo hay que mirar el archivo para ver que, además de pocas entradas; las existentes están desperdigadísimas en el tiempo.
No sé si debe ser una cuestión de poca constancia, o de despiste, o de que... mi vida no tiene nada interesante que exponer.
Ayer, cuando volvía a casa con mi chica, le dije una frase que, ahora, me hace gracia recordar:

-Mira! —desdoblando un ticket de compra— El Corte Inglés es más barato que el SuperSol!!!
Ella me miró con los párpados entrecerrados y me dijo:
-¿No tienes nada más intersante que contarme que eso?

Pues le tuve que decir que no.
Suerte que ella habla por los dos y siempre convierte cualquier pequeña anécdota en una superproducción de Cecil B. DeMille.
Es una de sus maravillosas virtudes. (Y no hay ni un punto de ironía de pormedio, lo juro)